¡Que NO te Engañen! Claves para Evitar Estafas en Proyectos Web

 ¡Que NO te Engañen! 12 Claves para Evadir Estafas en Proyectos Web

 

¿Te ha estafado, chantajeado o engañado la agencia de marketing o el diseñador web con el que trabajas? Si es así, esta guía te atrae. Si no es así ¡también! porque puedes ser el siguiente. A conocer, llevo en la consultoría, diseño, optimización y cuidado de instalaciones WordPress lo bastante para entender de lo que hablo ¡te lo aseguro! De hecho, tenía otro contenido programada para esta semana en mi calendario editorial, pero después de la última vivencia con un amigo cercano, me he visto obligado a llevar a cabo un checklist a continuar por algún persona o compañía que haya contratado o vaya a contratar cualquier clase de servicio de consultoría, diseño web, hosting o cuidado web.

 

De hecho, podrías suponer que estoy tirando piedras en mi propio tejado, pero estoy tan seguro de lo que hago y cómo lo hago que estoy dispuesto a correr el peligro. Son muchas las cosas que se me pasan por la cabeza cuando hablo de estafas, chantajes y engaños en el planeta del hospedaje web, diseño web o cuidado web, porque soy muy visceral y no me agrada que la multitud se aproveche del desconocimiento de los demás.

El servicio que dan agencias y diseñadores web se puede comprender como los talleres y los coches.

El símil que me viene a la cabeza son los talleres y los coches. Cuando tienes un coche, y se estropea o requiere algún tipo de cuidado, tienes que llevarlo a un taller. En el taller te tienen la posibilidad de asesorar sobre la preferible forma de arreglar el inconveniente o te tienen la posibilidad de “engañar” en inflar el valor final. ¿Problema? ¡Que tu jamás te vas a enterar! ¿Por qué? Porque no tienes ni iniciativa de cómo se arregla un coche, por lo cual “confías” en esa persona que te atiende y en el taller donde tu coche será “arreglado”. Mi última vivencia fue muy mala, puesto que, aunque tengo alguna noción de mecánica, esta se ve mermada cuando entramos en temas de motor y refrigeración. El resultado fue realizar los pagos un sobrecoste de 800€ de arreglos insignificantes.

¿Pillas la indirecta? ¡Seguro que si! Cuando te metes en temas que no conoces, lo destacado es no confiarse al 100% de la persona o compañía que te va a llevar a cabo el trabajo. Repito que esto puede llegar a afectarme negativamente más adelante, pero estoy cansado de recibir llamadas de personas a las que intimidan con borrarles el portal web, los perfiles sociales o los correos. Por esto, he desarrollado un checklist obligación para todo el mundo o compañía que quiero arrancar en el planeta en línea (o que sencillamente desee hacer mejor su visibilidad). Son una sucesión de puntos que hay que tomar en cuenta en el momento de contratar algún servicio de consultoría, diseño web, hosting o cuidado web.

×Nota: De todas formas, aunque voy a ponerme en la piel del cliente, no quiero ignorar el lado del creador o proveedor. Hay estafas, chantajes y engaños en los dos lados, no te equivoques.

Tómate muy seriamente el control de tus activos digitales

A conocer, no quiero alarmar a nadie ni que salgas acojonado después de leer este artículo, pero de verdad es para preocuparse bastante y para tomar cartas en el asunto. A mi siempre me dijeron que los fallos de otra gente (en esta situación penurias) asisten bastante a comprender los inconvenientes y a evitarlos más adelante (si te percatas, de eso va la formación, de contar en qué fallaste y cómo solucionarlo). Por esto, te voy a contar una historia muy cercana que estoy seguro de que te abrirá los ojos.

Hablamos de Paco (me proyecto el nombre porque no viene al cuento) y tiene una compañía de ropa deportiva premium (lo mismo con la empresa). Paco un día decidió arrancar por su cuenta y empezó el duro sendero de hacer una compañía en España (en otros países latinos no es más fácil) y decidió buscar financiación, local y la fórmula especial para hacer ropa deportiva de calidad a un bien precio.

Paco es emprendedor y quiere llevar a cabo situación su iniciativa de negocio: un compañía de ropa deportiva premium.

En el sendero se enfrentó a varios inconvenientes pero, con tiempo y dedicación, fue derribando obstáculos y caminando hacia enfrente ¡hasta que decidió hacer una web de ventas en línea! Este escollo se antojaba insalvable, por lo cual recurrió a un enorme amigo de el, Pedro (me lo proyecto porque no quiero inconvenientes, pero sería para divulgar el nombre real), que ya tenía entendimientos y algo de vivencia en el planeta de Internet (o eso parecía).

Paco pidió una subvención en su red social autónoma (le concedieron 8.000€) para llevar a cabo frente a la inversión que había que llevar a cabo para ser aparente en Internet. Entonces preguntó a Pedro qué debería llevar a cabo para comenzar a vender en Internet e ir cogiendo fuerza y popularidad. Pedro le aconsejó hacer una web de ventas en línea, diseñar catálogos, llevar a cabo imágenes y vídeos expertos de los productos y llevar a cabo propaganda en Google Adwords y Facebook Ads.

Paco, al no tener ninguna noción de páginas web, comunidades o propaganda en Internet escoge encargarle a Pedro todo el trabajo.

¡Y el emprendimiento web empezó! Todo fue bien (o eso pensaba Paco) y la web empezó a ofrecer sus primeras ventas y los fanáticos comenzaron a llegar a los perfiles sociales. Pedro le fue entregando todo lo acordado durante numerosos meses, a excepción de una sucesión de vídeos expertos (que se iban posponiendo). Paco se desentendió de algunas cosas (que es la moraleja de esta guía), puesto que confiaba totalmente en su amigo y compañero de viaje en línea.

Lo que vino a continuación trastocó todo el planteo amistoso que parecía que había. Paco, tras haber comprado religiosamente todo el trabajo con el dinero de la subvención pidió a Pedro que le entregase los catálogos que faltaban, a eso que se negó rotundamente. De hecho, fue tal la confrontación que 1 día después de esa charla (¿amistosa?) Pedro cambió la contraseña de ingreso de gestor a la web de ventas en línea a Paco. ¿Y el ingreso al dominio y al hosting te preguntaras? No logró falta modificarlo porque Paco se desentendió de tal forma que ni la tenía.

Paco, al desentenderse de sus activos digitales, huyo del control y ingreso de gestor de una de las partes más destacables de su negocio.

Paco fue a comentar con Pedro para pedirle que le diera todos los accesos, a eso que se negó de nuevo, no sin después chantajearle para recuperarlas previo pago de los catálogos (que todavía no estaban creados). ¿Te pones en situación? ¡Qué angustia! Lo estoy escribiendo y rememorando y me estoy cabreando por instantes ¡vaya desgraciado! Si deseas comprender el desenlace de esta historia, lo destacado es que te leas todo el artículo y la te des cuenta por ti mismo (no posee desperdicio). Eso sí, te estoy pidiendo que hasta entonces vayas pensando en lo que tu hubieras hecho en su situación.

¿Te faltan datos para elegir qué haces? ¡Te coloco en situación! Tienes una web de ventas en línea que ya crea numerosas incontables ventas cotidianas, unos perfiles sociales activos (en determinante, con una compañía y una marca en marcha) y las facturas al día (dominio, hosting, etc). Pero no deseas pagar un catálogo (que todavía no está hecho y por el que te piden 1500€) hasta la distribución, con el cual te están chantajeando y amenazando con perder todo tu negocio en línea. ¿Pagas? ¿Denuncias? ¿Matas? Tu dale al coco y después te cuento el desenlace de esta historia.

Claves críticas para evadir fraudes en tu emprendimiento web

#1 Pide un presupuesto que explique los trabajos a hacer y los plazos

Uno de los fallos más recurrentes en la contratación de un servicio de diseño web es dar un presupuesto abierto que no especifique lo que entra y lo que no. En esta situación el cliente tiene a la agencia o diseñador web ¡pillados por los h *! (es cierto, otra cosa es que la multitud no lleve a cabo uso de ese poder). Esto, si lo sumas a un presupuesto sin una fecha límite de distribución, se transforma en un terminado desastre (sobre todo si algo falla en el sendero o el resultado no es del gusto del cliente).

Aquí hay 2 partes: el cliente y la agencia o diseñador web. La primera siempre espera bastante más de lo que ha comprado (es lógico si no te ponen cotas a la imaginación) y la segunda intenta gestionar las horas de trabajo de la forma más eficaz viable para que suba su rentabilidad (a menos horas más proyectos al mes). La situación es que el cliente muchas veces no posee ni iniciativa de cuánto vale el trabajo y el error es que aguardar que valore algo que no conoce (en caso de la agencia o profesional que ejecuta el trabajo). Por esto, te quiero ofrecer una sucesión de consejos:

  • Pide siempre un presupuesto por escrito: Las expresiones se las transporta el viento y bastante más con un presupuesto verbal. Siempre pide por escrito con todas las condiciones del trabajo a hacer.
  • Pide numerosas configuraciones de precio: Pide las distintas opciones de precio (y específica en todos ellos qué entra y qué no) en caso de requerir ocupación plus en el portal web.
  • Especifica que entra en el presupuesto: Pide de manera clara y concisa qué entra en el presupuesto para evadir futuros pésimos entendidos (si solo entra una revisión o los contenidos los tienes que enviar tú, que esté claro en el presupuesto.
  • Comprueba el período de validez del presupuesto: Todos los capitales que envío tienen una validez de 30 días. Si pasado este período el cliente no dice nada, el presupuesto ya no es válido y puede pasar, o que el valor cambie, o que no logre llevar a cabo un nuevo presupuesto si tengo bastante trabajo. Estate atento a este período.
  • Estate atento a los plazos de distribución: Tu no tienes idea cuánto tiempo requiere la agencia o el diseñador web para llevar a cabo el trabajo. Si deseas ahorrarte el sentirte agobiado y presionado, comprueba los plazos de distribución basado en tus pretenciones (o las de tu negocio). Intenta que no sea menos de 1 mes, porque es muy posible que se pase de período. Si te urge, llega a un convenio con la compañía o profesional.
  • Pide y paga siempre una señal: Aunque se ve que este punto favorece más a la compañía o expertos que va a realizar el emprendimiento, no es así. Así te aseguras de ofrecerle seguridad (estás dispuesto a realizar los pagos por adelantado una cantidad y eso dice algo positivo de ti). Esto hace un mejor trabajo, más cómodo y bastante más fluido (hay buen rollo). En mi caso, no muevo ni un dedo sin cobrar el 40% por adelantado ¿Por qué? Porque así usuarios que no me atraen (más adelante ya les contaré los tipos de clientes) y pide a mi cliente estar activo en la comunicación día tras día (ya ha invertido dinero y no puedo perderlo) y en la distribución de los materiales necesarios.

×Nota: La parte del presupuesto, como es la que primero sale en la comunicación con la agencia o trabajo independiente, es escencial que salga de manera correcta, puesto que de esto dependerá el resto de la relación.

#2 Pide un contrato del trabajo a hacer a la agencia o diseñador web

Tanto si eres el cliente, como si eres la agencia o diseñador web autónomo o freelance o tienes pensando en serlo, en algún instante te deberías a combatir a un contrato de diseño y avance web. ¿Por qué? ¡Muy fácil! Porque es algo que te va a aceptar lidiar con ocasiones incómodas que ninguna persona o profesional preparado quiere en su negocio. Por un lado, el cliente se afirma el trabajo que se va a hacer y, por otro, el creador web está “preparado” y “asegurado” frente usuarios que abusan de la condición de “el cliente siempre tiene la razón” ¡Todos ganan!

Es sustancial que entiendas que es mejor enfrentar los inconvenientes antes de que sucedan. Para evadir vivencias negativas para ti y tu marca, es escencial que entiendas la consideración de tener redactado un óptimo contrato de servicios de diseño web. Piensa que este trozo de papel (aunque se puede llevar a cabo digitalmente para no herir aún más nuestros bosques) te puede sacar de un óptimo lío y te puede permitir hacer mejor el servicio de diseño web que te van a hacer.

Al estar todo más “atado”, tanto el cliente como la agencia o el diseñador web lo ven con positivos puntos de vistas y baja la tensión, puesto que, frente algún inconveniente, las dos partes tienen una guía clara de lo que se ha firmado. Por esto, te dejo las que, para mí, son causas de peso para tener tu propio contrato para prestar servicios de diseño web:

También te puede atraer esta guía

¿Eres un diseñador y creador web autónomo o freelance? ¿Tienes pensando en serlo? Tanto si lo eres como si no, en algún instante deberías enfrentarte a un contrato de diseño y avance web.

¿Por qué? ¡Muy fácil! Porque es algo que te va a aceptar lidiar con ocasiones incómodas que ningún profesional preparado quiere en su negocio. Esta guía te enseña a lidiar con los contratos y a asegurar tu trabajo creativo.

 

#3 Paga por transferencia una sección del emprendimiento a realizar

Aunque ya conoces cómo debe ser el presupuesto y que este debe estar desglosado para entender qué cuesta cada etapa del emprendimiento o los servicios que tiene dentro, es crítico que hagas el pago por transferencia. No es necesario que sea el total del presupuesto, pero sí de una parte importante. Mi recomendación es que sea el 100%, porque así, si emergen inconvenientes y la agencia o creador web no está dispuesto a ponerle solución, tendrás una clase de “ticket de compra” para evaluar las acciones llevadas a cabo a lo largo de lo que ha durado el emprendimiento.

×Nota: Como toda compañía o profesional de diseño Web respetable te pedirá realizar los pagos precisamente medio coste total por adelantado (y el resto tras la publicación del sitio web) explota ese instante para llevar a cabo una transferencia. Si ves que ponen excusas para el pago a través de transferencia desconfía y busca otra persona o compañía.

#4 Solicita facturas de cada trabajo llevado a cabo a la agencia o freelance

¡Necesitas pruebas de todo lo que haga! Aunque bastante gente huyen de las facturas (por ahorrarse el IVA u otros impuestos), este ahorro te puede salir muy caro si hay inconvenientes. Aunque te salga algo más caro, no obvies los impuestos, porque al hacerlo pierdes un papel escencial en el momento de reclamar o reclamar una solución (en escasas expresiones ¡estás vendido!) y eso te puede ocasionar que pierdas todo lo que has comprado (¿te acuerdas de Paco?).

×Nota: ¿No perdiste jamás el ticket de adquisición de una remera o un pantalón? En el final no vas a reclamar porque sabes lo que te van a decir (aunque vayas no servirá de nada). Sin ticket no hay prueba de adquisición, por lo cual es escencial que te tomes muy seriamente este punto.

#5 Guarda cualquier clase de comunicación con la agencia o diseñador web

Que poco se conoce sobre la consideración de los correos electrónicos, las llamadas y los sms (o WhatsApp) en un emprendimiento web. De hecho, ¿Sabías que son pruebas que puedes dar en un juicio?  No me quiero poner tremendista, pero hay que suponer que la cosa se puede torcer y que concluya en los tribunales. Por esto, guarda absolutamente toda comunicación que se genere con la agencia o proveedor de servicios.

La razón es simple. Si aparece algún inconveniente tienes pruebas de peso de que se ha dicho esto o lo otro o de que alguien se comprometió a esto o lo otro. Esto puede parecer una minucia, pero es clave para “aliviar asperezas” y ofrecerte la razón en caso de error de parte de la agencia o trabajo independiente (cuidado, también puede suceder al revés). Guarda todos los correos electrónicos, mensajes y llamadas a buen recaudo (lo de el es tener carpetas independientes para el proyecto), por si en algún instante los necesitas.

#6 Asegúrate de ser el único dueño del dominio web

¿Te acuerdas de la crónica de Paco? Ya que el cedió a Pedro todo el trabajo de gestión del dominio ¿Qué cómodo verdad? Te sientas y esperas a que otro lo lleve a cabo ¡hasta que vienen los inconvenientes y te percatas de que te están chantajeando para entrar a tu propio dominio, hosting o página web! Es verdad que esta historia es un poco “fuerte”, pero le puede suceder a alguno y es por eso que hay que tomar algunas prudencias.

En esta situación asegúrate que eres el único dueño del dominio web. Por desconocimiento bastante gente se fían de sus suministradores de servicio y pasan por prominente este aspecto. No es necesario que hagas tu la gestión, pero si lo realiza otra persona o compañía, que te den el ingreso del gestor inmediatamente. En la situacion del dominio, sólo es necesario cambiar las DNS (en caso de que el proveedor de dominio no sea el mismo que el de hosting) y poco más, por lo cual tienen la posibilidad de hacerte esa gestión, ofrecerte el ingreso terminado y después remover su ingreso (cambia la contraseña cuando ocurra esto).

×Nota: Ten en cuenta que el dominio debe estar a tu nombre o al de tu compañía. Cuando se haya hecho la gestión, cambia la contraseña y descarta algún otro gestor.

Para que te estafen, mi recomendación es que tú mismo contrates el dominio web. Para que sea más fácil, he hecho una selección de los que, para mí, son los superiores suministradores de dominios web. Los he elegido por su precio, calidad y servicio (si necesitas asistencia con la elección, no tengas dudas en contactarme):

DonDominio

Godaddy

NameCheap

×Nota: En mi caso uso mucho Godaddy, puesto que tienen un servicio de sustento en español muy bueno, y proponen costos muy confrontados por los dominios web (sobretodo los .com).

#7 Contrata el hosting web y proporciona ingreso temporal a la agencia o freelance

Este punto es algo difícil. Como sucede con el dominio, por desconocimiento se acostumbra ofrecer carta de independencia a la agencia o trabajo independiente con la que se trabaja. Esto hace que te desarrollen el portal web en uno de sus servidores y después te pasen un presupuesto de hospedaje web anual y lo apruebes sin reparos y sin investigar los costos mercado. A esto, si le sumamos que nadie pide ingreso a su servidor, provoca que sea muy fácil que te estafen, engañen o chantajeen.

Para que esto no te ocurra mi recomendación es que tú mismo contrates el hosting web. Lo puedes llevar a cabo y ofrecer ingreso a tu agencia o diseñador web para que hagan el resto del trabajo (pero siempre bajo tu tutela). Para que no te engañen en el valor, he hecho una selección de los que, para mí, son los superiores servicios de hospedaje de Worpdress. Los he elegido por su precio, calidad y servicio. Además, he tenido presente los “extras” que tienen, que en algunas ocasiones hacen que merezcan bastante la pena (si necesitas asistencia con la elección, no tengas dudas en contactarme):

Bluehost

×Desde $3,95/mes

ProfesionalHosting

×Desde 2,4€/mes

RaidBoxes

×Desde 15€/mes

Raiola Networks

×Desde 4,4€/mes

SiteGround

×Desde 3,95€/mes

Webempresa

×Desde 5,27€/mes

×Nota: Suponiendo que desees comenzar por algo económico te sugiero ProfesionalHosting, Raiola Networks o Webempresa, puesto que tienen un servicio de sustento en español 24X7 muy bueno. Si, además de económico, deseas un servicio de hosting terminado te sugiero Raidboxes.

Gigas

×Desde 15,8€/mes

Godaddy Pro

×Desde 36€/mes

SiteGround

×Desde $29/mes

×Nota: Si estás intentando encontrar un servicio de hospedaje para WordPress de calidad, Gigas es una opción especial y muy buen de precio para lo que da.

Hosting especializado en WordPress

Factoría Digital

×Desde 14,95€/mes

Media Temple

×Desde $20/mes

WP Engine

×Desde $29/mes

×Nota: En este último caso te sugiero el servicio de Factoría Digital. Aunque son nuevos, proponen un servicio a medida para WordPress que hará las exquisiteces de algún instalación.

De cualquier manera, he desarrollado una comparativa de hosting web que puede ser muy útil. Actualizada todo el tiempo, podrás hallar los especiales costos para tu hospedaje web, desde un fácil hosting compartido, hasta un adelantado servidor dedicado. Visitala y dime qué te se ve.

#8 Comprueba la licencia de la plantilla y los plugins y los accesos de tu web

Este es otro punto crítico que tienes que comprobar para que evitar estafas, chantajes y engaños. Aquí entra todo lo que tiene relación a tu página web, blog o web de ventas en línea. Lo primero la plantilla y los plugins (en la situacion de que sea WordPress). He tenido la “desgracia” de haber asesorado a personas (Paco es sólo uno de ellos) que habían pasado por temas muy peliagudos en lo que a proyectos de diseño web tiene relación. De todas formas, en todos ellos, el tema de la licencia de la plantilla y los plugins era común.

¿Cuál es el inconveniente? Que es muy recurrente que los desarrollos web se hagan con plantillas y plugins que necesitan licencia (si en tu caso la plantilla es a medida, no tendrías ningún inconveniente, pero repito que no es lo habitual). Por esto, para que te la logren jugar, comprueba que esa licencia está activa (en WordPress alcanza con proceder a las configuraciones de la plantilla en cuestión) y que no hay oportunidad de cancelarla.

Te digo esto porque, salvo que poseas realmente bien atada el tema con el contrato, las licencias se tienen la posibilidad de revocar (su propietario), por lo cual, aunque te hayan habilitado la plantilla o los plugins, después tienen la posibilidad de remover esa licencia desde su interfaz de gestión. ¿Cómo se soluciona esto? Comprando tú mismo la plantilla y los plugins y descontando el importe después al coste total del emprendimiento. Te dejo las superiores páginas para adquirir plantillas y plugins para WordPress:

Elegant Themes

×Desde $69/año (87 themes)

Themeforest

×Desde $20

Themify

×Desde $25

Respecto al tema de los accesos, ten precaución. Es crítico que tu poseas ingreso de gestor en todo instante a tu portal web. De todas formas, que lo poseas, no supone que estés seguro. En WordPress la agencia o el diseñador web requiere ingreso de gestor para llevar a cabo su trabajo y visto que lo tengan supone que tienen la posibilidad de remover a otros individuos gestores. Lo destacado es hacer un “superadmin”, aunque si tu controlas el hosting hay una forma de recobrar el ingreso.

×Nota: Recuerda corroborar las licencias de la plantilla y los plugins, además del ingreso de gestor. De todas formas, sigue mis normas, porque poseerlo tampoco te salva del todo de fraudes y engaños.

#9 Aclara si podrás ver el avance del emprendimiento web en tiempo real

Cuando comienza el diseño y avance de portal web, es muy importante ver su avance. En este punto es recurrente desentenderse y elegir por aguardar a que la agencia o diseñador trabajo independiente tenga una versión final. ¡Error! No esperes tanto y pide un ingreso al portal web que se está realizando, para que consigas ubicar errores y novedades y así ahorres tiempo y, en ocasiones, dinero.

×Nota: Lo de el sería que el diseño del portal web se haga en un ámbito de prueba donde se puede “maltratar” el diseño para así dejarlo como tu deseas. Además, así no se usa tu dominio y no puede cometer el fallo de indexar el portal web sin finalizar (más recurrente de lo que parece).

#10 Ten claros los pasos que realizarán para mejorar tu portal web (SEO)

Conseguir que tu portal web se muestre bien posicionado en buscadores como Google, Bing o Yahoo debería ser un propósito crítico para tu compañía en el momento de contratar un emprendimiento web porque, de lo opuesto, ¿qué sentido tendría el emprendimiento web si después nadie te va a hallar? Si sigues mi blog, ya conoces que una página, para que se muestre bien posicionada en buscadores, es dependiente de varios causantes SEO, entre los cuales resaltan el diseño y la composición de información, los contenidos, la consistencia de keywords, los links internos y externos y un extenso etc.

No en vano, se considera la parte más riguroso y complicada dentro del avance web. Por esto, asegúrate de que la agencia o profesional que contratas tiene vivencia probada en este sentido. Alcanza con tenga un blog fuerte o un portfolio de usuarios con pruebas de resultados. En este sentido los contenidos que se vayan a subir son la clave. Pregúntate, ¿Pasos tú los contenidos o los redactan por ti? ¿Si los pasas tú te lo optimizan? Los resultados plus obtenidos harán que merezca la pena.

×Nota: Pide una lista de acciones SEO del portal web. En esa lista asegúrate de que sale los títulos, las especificaciones, las URLs, la consistencia de keywords, la composición interna, etc.

#11 Deja bien claro cómo deseas seguir cuando el emprendimiento web termine

Mientras la tecnología avanza, así los hacen los programas (software) o administradores de contenidos (CMS) tipo WordPress que van al mercado. No sostener este programa puntualmente actualizado, además de poder provocar inconvenientes de seguridad muy serios, puede ocasionar incompatibilidades con el servidor web, inconvenientes de visualización en navegadores y teléfonos móviles, desaprobaciones de Google y un extenso etc.

Actualizar estos programas necesita de algunos entendimientos técnicos, por lo cual será atrayente entender qué resoluciones da la compañía de diseño web para ponerles remedio y cuál es su coste (antes de atarte a nada y así evadir sorpresas). Algunas compañias proponen un coste de avance fundamentalmente económico para después hinchar los costos periódicos de este cuidado posterior. Presta atención y verlo venir. En mi caso ofrezco un servicio de cuidado por 49€ que también tiene dentro el hosting.

×Nota: El emprendimiento web no acaba cuando publicas el portal web, puesto que, desde ese instante te toca a ti administrarlo y administrarlo. Asegúrate de que tienes claro los pasos a ofrecer y de que sabes de qué va el asunto. Si no es así, busca un servicio de cuidado de calidad.

#12 Pide un mínimo de formación para estudiar a conducir tu sitio web

¡Aquí también te tienen la posibilidad de estafar! A conocer, no digo que la agencia o el diseñador web tengan que hacerte un master en administración de websites, pero sí formarte en las áreas más destacables para que consigas ser sin dependencia. Si lo piensas, algún compañía o profesional del diseño web siempre va a elegir que sigas necesitando cosas. Eso no es malo, pero no a costa de no explicarte cómo trabaja tu plantilla o WordPress.

Para que te hagas un concepto, en mis proyectos doy 2 horas de formación (incluidas en el presupuesto y en el contrato) a mis usuarios con el propósito de que sean independientes y de que ellos mismos consigas gestionar el portal web. Con las complicadas plantillas con las que se desarrollan las páginas web, blogs y tiendas en línea, sería irrealizable llevar a cabo nada sin un básico. Por esto, pide que integren horas de formación con este propósito.

×Nota: Es fácil, si no tienes idea cómo administrar tu portal web no puedes seguir y siempre dependeras de otra persona o compañía. Por esto, pide que te den un mínimo de formación.

Bonus: Aseguráte de tener el control administrativo de tus perfiles sociales

Aunque no debe ver con el avance del portal web, es recurrente aceptar a las agencias y trabajo independiente hacer los perfiles sociales del sujeto o compañía. Lo puedes aceptar, mientras que poseas control total sobre dicho perfil y cambies la contraseña una vez concluya la creación y optimización, pero te sugiero que aprendas a llevarlo a cabo tú mismo. Es cuestión de tener un dirección de correo electrónico (usa el mismo dirección de correo electrónico en todas) y una aceptable contraseña.

×Nota: Precaución con los perfiles sociales que se puede llevar a cabo bastante daño al sujeto o compañía. Asegúrate de que tiene ingreso total a los perfiles y que no hay ningún gestor más que logre ingresar a divulgar nada.

¡Ten cuidado! Tu emprendimiento web es tu cara de presentación en Internet, no la arruines

Bueno, como habrás comprobado no alcanza con contratar una aceptable agencia o diseñador web, hay bastante más. El primero paso es un presupuesto bien explicado y que integre todo lo que se va a llevar a cabo (con puntos y comas). Después pasamos al contrato, que de calma a las dos partes para evadir inconvenientes futuros. El resto es dependiente de ti y de las ganas y tiempo que desees poner a tu emprendimiento web, pero si verdaderamente estás 100% puesto en compromiso no será un obstáculo.

Afortunadamente yo disfruto de usuarios que me han traído más usuarios y te puedo mencionar que un excelente servicio se nota (y es una aceptable inversión). En el sendero he oído de todo (cosas muy fuertes), pero lo de Paco es un caso además. Ten bastante precaución con quien contratas y pide referencias (hablo de llamar a aquellas personas y que te cuentan cómo les ha ido). Ya vayas a invertir 500€ o 50.000€, es sustancial que el desarrollo esté salvaguardado y que sea muy profesional.

¡Por cierto! ¿Ya tienes una decisión sobre lo de Paco? El desenlace es algo triste, pero legible. Al final pagó el dinero que sobra a Pedro para descuidarse. Aunque en su decisión pesó bastante su familia (si hubiese sido por el hubiera denunciado a Pedro), tomó esta decisión porque su desarrollo en Internet pendía de un hilo y peligraban seriamente los pedidos que se estaban llevando a cabo a lo largo de este desarrollo. Es duro, pero creo que tomó la preferible decisión.

¡Que NO te Engañen 😈! 12 Claves para Evadir Estafas, Engaños y Chantajes 👻 en Tus Proyectos Web Lleve a cabo clic para Tweet

¿Qué te ha parecido esta guía para evadir engaños y fraudes de agencias y diseñadores web? ¿Crees que me he dejado algo? ¿Tienes alguna vivencia que deseas contar? ¿Te quedaste con alguna duda o pregunta? Entonces te pido es que dejes un comentario. Da lo mismo que sea o una duda o un fácil gracias, pero me alegraré bastante de ojearlo y responderlo.

¡Que NO te Engañen! 12 Claves para Evadir Estafas en Proyectos Web

2 votos (5 sobre 5)

 

También te puede atraer esta guía

Cuando empecé mi carrera profesional, recuerdo que se encontraba algo abrumado por el enorme número de proyectos, usuarios y plazos. En el desarrollo, no era extraño encontrarme con personas que “no daban de sí”.

El trabajo era más duro por la carencia de utilidades funcionales. por la carencia de utilidades funcionales para medir, investigar y realizar los datos. Por es mismo he hecho un catálogo de las superiores utilidades que conozco.

 

▷ ¡Que NO te Engañen! 12 Claves para Evadir Estafas en Proyectos Web by Unforo.net

Le ofrecemos las debido al creador por ayudarnos a crear este artículo.

A %d blogueros les gusta esto: